Terapia Gestalt en la Pareja

Como dice Joan Garriga en el libro "El buen Amor en la pareja":

"En las relaciones de pareja no hay buenos y malos, culpables e inocentes, justos y pecadores. Lo que hay son buenas y malas relaciones: relaciones que nos enriquecen y relaciones que nos empobrecen. Hay dicha y desdicha. Hay buen amor y mal amor. Y es que el amor no basta para asegurar el bienestar: hace falta el buen amor"

La vida en pareja no es un hecho estable e inalterable, conlleva necesariamente a situaciones de conflicto que si no se resuelven impiden el enriquecimiento mutuo. No es un estado sino un proceso dinámico. Toda pareja pasa por fases con sus crisis típicas, que caen dentro de lo esperable y en cuya solución se sustenta la estabilidad de la misma.
Muchas veces, cuando sentimos que todo está mal y tenemos mucho miedo de reconocer que estamos en crisis por las consecuencias que eso pudiera tener, tal vez nos asusta pensar que, si reconocemos que tenemos problemas en la pareja, eso generará el final de la relación. Pero eso no tiene por qué ser así, todo lo contrario: si nos atrevemos a reconocer que hay problemas o conflictos, tenemos la oportunidad de cambiar lo que está mal y hacer uso de nuestros recursos para mejorar la relación. Los conflictos no son nuestros enemigos, son la fuente de información que nos indica cuando algo está mal en la relación y es necesario transformar algunos de nuestros patrones de comportamiento.

Cuando sentimos que ya no sabemos qué hacer para que nuestra relación funcione, y sigamos amando a nuestra pareja, la Terapia Gestalt puede ser una opción para encontrar recursos que nos ayuden a:
  • Aprender a expresar nuestras necesidades de manera clara.
  • Aprender que el otro es alguien diferente a nosotros y que, por lo tanto, sus necesidades son diferentes.
  • Tomar consciencia de las cosas que estamos haciendo juntos para que las cosas no estén funcionando.
  • Darnos cuenta que la responsabilidad es de ambos, no sólo de uno.
  • Lograr una mejor comunicación para tener la posibilidad de que enviamos mensajes claros a nuestra pareja y que sea más fácil la disponibilidad del otro a ayudarnos.
  • A cambiar las exigencias hacia nuestra pareja.
  • A modificar el sentirnos obligados a dar algo en la relación a hacerlo como un regalo a la persona que amamos porque es importante para él o para ella y le ayudará a sanar heridas o a cubrir necesidades muy antiguas.
  • A cambiar la percepción de que la pareja es una lucha de poder y ver nuestra relación como una posibilidad de colaborar juntos para ser felices.
  • A darnos cuenta de que en la relación se conjuntan dos individualidades y una tercera entidad, la relación, y por lo tanto hay que atender tres tipos de necesidades diferentes, la de cada uno y las necesidades de la pareja en sí, que son muy distintas a las individuales.
Aprender a dar, aprender a escuchar, aprender a comprender al otro… no es algo sencillo, se necesita del apoyo de otro para poder alcanzar nuestro máximo potencial. Por eso, la Terapia Gestalt sí es una opción para apoyar a las parejas que quieran SER PERSONAS MADURAS CRECIENDO JUNTOS.

Metodología:
Yo personalmente trabajo en sesiones conjuntas y sesiones individuales alternativamente, para ofrecer un espacio donde cada uno identifique sus necesidades y la mejor manera de expresarlas o negociarlas con el otro en el momento de la sesión conjunta. Generalmente trabajo una sesión con la pareja cada quince días y entre medio cada uno en sesión individual puesto que considero que nuestras cargas familiares personales, también las llevamos a la pareja y es necesario tratarlas de forma individual. Aunque también me adapto a las necesidades de la pareja.

También puedo tratar la relación de pareja con el método de las "Constelaciones Familiares". Para más información, ofrezco una entrevista informativa gratuita, sin ningún compromiso.

Entrevista y 1ª Sesión Gratuita - Tel: 605879059 - 931866825